Desborde de Alcantarillado Cierra Negocios como Stable Cafe y Saison y Afecta a Residentes de Calle Folsom

El propietario de Stable Café, Thomas Lackey, se despertó de golpe esta madrugada. Cuando escuchó la fuerte lluvia a aproximadamente a las 3:45 a.m., se vistió rápidamente y corrió a la cafetería. Aunque el daño ya estaba hecho: su edificio, el cual aloja al Café Stable y Saison, estaba inundado.

No está claro cuántas personas se vieron afectadas por la inundación que comenzó en la madrugada, pero la mayor parte de los negocios en la parte oeste de la calle Folsom entre las calles 17 y 18 estaban cerrados esta mañana.

Tres coladeras se destaparon, dijo Lackey, y el agua empezó a correr. Lackey llamó al 911 y colocó las tapas de las coladeras él mismo antes de que llegara la ayuda.

Una mezcla de agua de lluvia y aguas negras inundaron la cafetería y el patio adyacente. A lado de los negocios, el nivel del agua parecía haber llegado hasta ocho pulgadas.

El agobio no fue ninguna sorpresa para la mayor parte de los propietarios de negocios y residentes que entrevistamos; las inundaciones de invierno han sido un problema recurrente de la calle.

“Esto sucede cada año, aquí no hay nada nuevo”, dijo Boris Chukreeff, quien es propietario de dos edificios de departamentos en la calle Folsom.

“Esta es un área llana, y tiende a ser propensa a la inundación”, dijo Jean Wash, vocera de la Comisión de Mantenimiento Público de San Francisco.

En 2008, la ciudad completó un proyecto amplio de mejora capital diseñado para encargarse del problema, dijo Walsh. 

“Es posible que hayamos tenido una peor inundación si eso no se hubiera hecho”, dijo.

Se conducirá una investigación para determinar la causa de la inundación.

Esta mañana, los propietarios de negocios estaban ocupados en evaluar el daño. Los equipos de limpieza se presentaron a ayudar.

“Es horrible; perdí $21,000 en productos la vez pasada”, dijo Lackey en referencia a la inundación en 2009, cuando tuvo que cerrar la cafetería por nueve días. Lackey espera que la limpieza sólo tome dos días esta vez.

La lluvia de esta madrugada también afectó a Humphry Slocombe en la calle 24, aunque la heladería pudo abrir. La compañía tuiteó: “la torrencial lluvia de anoche dejó a nuestra oficina en aguas profundas… en donde había libros guardados. Grrr”.

El copropietario Sean Vahey le dijo a Mission Local que su cocina y oficina en la parte trasera se vieron afectadas por la inundación, pero que sus productos están en buen estado.

Filed under: En Español

Comments are closed.