Sam Ruiz, Director Ejecutivo de MNC, en una conferencia de prensa. Fotografía cortesía de MNC.

Se acercan cambios en la Misión para bebés, niños de preescolar, adultos mayores y sus familias pues los Mission Neighborhood Centers unirán dos centros, el de la avenida Precita y el de la esquina de las calles 24 y Harrison, en uno solo que se encontrará en St. Peter’s Convent. Esta transición así como el incremento en los servicios que ofrecerá son posibles gracias a una donación que recibió de la W.K. Kellogg Foundation.

La organización de beneficencia Mission Neighborhood Centers ha ofrecido sus servicios a familias de bajos recursos por más de 50 años. Han tenido 10 centros en toda la ciudad. En estos se han llevado a cabo programas Head Start y tienen dos centros de recursos familiares.

La donación de $900,000 que Kellogg dio a MNC recientemente contribuirá a la creación del nuevo “Centro de Alegría” en St. Peter’s Convent, que es una unión del centro de recursos familiares de la organización que se encuentra en la Avenida Precita y del centro donde se realiza el programa Head Start que se encuentra en las calles 24 y Harrison. De acuerdo con la Directora de Operaciones, María Bermudez, el cambio también permitirá que Mission Neighborhood Centers agregue un tercer salón de clases para su programa Head Start, además de que conservarán el local de la avenida Precita para llevar a cabo programas para los jóvenes.

Con este cambio “podremos apoyar mejor a los padres”, dijo Dolores Terrazas, Directora de  la División de Servicios para Niños. Este será un “centro único” en el que las familias podrán encontrar apoyo. Desde el desarrollo de habilidades de trabajo al desarrollo en la lengua inglesa y hasta, simplemente, sentirse menos aislados. También ofrecerá el servicio de guardería.

“Estoy muy agradecida por tener el centro de recursos porque me ha permitido ser la mejor madre que podría ser”, dijo Stephanie Borrego, cuyo hijo, Emiliano, está inscrito en el MNC, en una conferencia de prensa que se llevó a cabo en el Centro Bayview de la misma organización. Mencionó que MNC la inspiró a volver a la escuela y que espera una transferencia a la San Francisco State University en otoño para obtener una licenciatura en Educación para la Salud.

Queda mucho por hacer antes de que el nuevo “Centro de Alegría” pueda abrir en St. Peter’s, incluyendo modificaciones en el edificio. Bermudez dijo que lo más pronto que pueden comenzar es el 1° de Octubre. MNC espera que el nuevo centro esté listo para apertura en febrero de 2016.

Esto permite que el lugar de las calles 24 y Harrison quede libre para trabajar en un proyecto que ha sido parte de la visión del director ejecutivo, Sam Ruiz, por diez años: construir un edificio habitacional de 36 unidades de precio accesible para adultos mayores que vivieron en la calle.

Parece ser que se trabajaba en este plan desde 2009 y en mayo de 2014 el SF Curbed reportó que se esperaba que la construcción iniciara a finales de 2014. Esto no sucedió, y Bermudez comenta que actualmente el proyecto se encuentra en la fase de “pre-desarrollo”.

“De acuerdo con nuestros registros, hubo algunas reuniones de revisión de proyectos en 2011 para un posible desarrollo, pero de hecho no hubo ninguna propuesta”, dijo Candace SooHoo, Vicepresidente de Comunicaciones del San Francisco Planning Department (Departamento de Planeación de San Francisco).

Uno de los principales obstáculos que el centro aún tiene que enfrentar es la recaudación de suficientes fondos.

“Aún no resolvemos todo lo relacionado con el financiamiento”, dijo Bermudez. Añadió que MNC está pensando en trabajar con la Mayor’s Office of Housing. La organización de beneficencia también está trabajando con Mercy Housing, que se dedica a hacer desarrollos habitacionales de precio accesible en California, y están considerando vender los 4 pisos superiores del edificio a la misma.

Bermudez dijo que los residentes serían elegidos al azar. Agregó que los posibles residentes necesitarían ser referidos por parte del Departamento de Salud o de otras instituciones que permitan comprobar que vivían en la calle.

Mientras tanto, MNC planea seguir con los planes del Centro de Alegría, dando buen uso a los fondos que recibieron de la fundación Kellogg.

Follow Us

Leave a comment

Your email address will not be published.