El distrito de la Misión, que era uno de los vecindarios más pobres de la ciudad hace 25 años, se encuentra en un “estado de aburguesamiento avanzado” y ahora se puede comparar con algunas partes de South Bay, como Sunnyvale. Este es un suburbio en el que la media de ingresos es de $106,000, según un estudio reciente que dos investigadoras de Berkeley llevaron a cabo.

De acuerdo con las últimas tendencias económicas, la media de ingresos de la Misión es de cerca de $74,000, pero se encamina a niveles más elevados.   Sin embargo, puesto hay muchas cosas que aún no han sufrido dicho aburguesamiento,  también hay varias alternativas para prevenir que el vecindario llegue a una “etapa final”, como mencionaron las investigadoras Miriam Zuk y Karen Chapple.

Ellas escribieron que “…si se desea asegurar que haya viviendas a precios accesibles en un largo plazo en la Misión, es esencial que se desarrollen las mismas, además de dar mantenimiento a las ya existentes”.

Las investigadoras usaron información que data desde 1990 y hasta 2013 para crear una escala que midiera el aburguesamiento con base en los cambios demográficos tales como incrementos en el nivel educativo, la media de ingresos, y las inversiones de empresas de bienes raíces. Zuk menciona que con esta información encontraron que, gracias a dos booms de tecnología, la Misión ha experimentado un proceso rápido de aburguesamiento, diferente a cualquier otro vecindario del Área de la Bahía, debido a su “riqueza cultural” atractiva, y su proximidad a los medios de transporte.

“Familias de ingresos altos [se mudan] a la región en búsqueda de vecindarios que sean accesibles, de moda, y joviales”. Zuk añadió que el atractivo específico de la Misión “tiene que ver en parte con la edad de los nuevos empleados que están llegando, además de la personalidad del lugar y el fácil acceso  al mismo”.

La investigación da prueba de los cambios rápidos y abruptos que ha tenido la Misión.

El porcentaje de adultos mayores de 25 años que tienen educación profesional incrementó en más del doble de 1990 a 2013. El incremento fue de un 21.22 por ciento al 33.86 por ciento de la población. Por otro lado, el porcentaje la población no caucásica de la Misión disminuyó de 71.8 por ciento en 1990 a 57.3 por  ciento en 2013 (Ver las gráficas completas al final del artículo).

Estos datos vienen de organizaciones comunitarias, del censo de los Estados Unidos, de asesores contables del condado, y de registros de transacciones de bienes raíces además de entrevistas y observaciones de campo.

Como muchos de los residentes de la Misión saben, los cambios abruptos pasaron en dos momentos: primero en el bom del punto com a finales de la década de los 90, y el segundo unos años después de la recesión de 2008.

“Los cambios que sufrió la Misión con el boom del punto com son los que se asocian con el concepto clásico de aburguesamiento, o la entrada de inversiones. También la llegada de residentes de mayores ingresos, usualmente caucásicos, a lugares donde, por lo general,  los residentes tienen menores ingresos y pertenecen a las minorías”, escribieron las autoras en su estudio de caso sobre la Misión.

Ellas añaden que cuando la burbuja del punto com reventó en la primavera del 2000, las presiones del aburguesamiento disminuyeron, pero las mismas incrementaron de nuevo después de la recesión de 2008. Después de este año, lentamente surgió otro boom tecnológico, el cual aún no se detiene.

Sin embargo, en contraste con el primer boom del punto com, ahora ha habido otros factores que influyen en el aburguesamiento, incluyendo la llegada de residentes que dan valor a la cultura.

“Existe la idea de querer autenticidad en el lugar en el que vives, de querer estar rodeado por gente de diferentes culturas, y de que esto puede estar cambiando las preferencias de la población más joven”, dijo Zuk en una entrevista.

Su estudio de caso también argumenta que el aburguesamiento de la década de los 90 implica que ahora las “organizaciones comunitarias son más débiles y hay menos unidades que no hayan sufrido aburguesamiento”.

Además, escribieron que las adquisiciones se están incrementando en la Misión y que esto “tal vez sea un indicio de que los caseros están cambiando sus tácticas, usando las adquisiciones en lugar de los desalojos”.

Zuk y Chapple encontraron que muchas partes del área de la Bahía, incluyendo a Excelsior y Daly City, están al inicio del proceso de aburguesamiento, o están en un alto riesgo de pasar por este proceso.

La autoras escribieron que uno de sus principales hallazgos fue que “el número de [áreas] en riesgo de desplazamiento es 123 por ciento mayor que el número de lugares que ya están pasando por esto, es decir, la transformación del área del a Bahía seguirá a un paso acelerado”.

Solo el tiempo dirá cuánto se tardará la Misión en llegar a este estado avanzado. Puede revisar el estudio de Zuk y Chapple aquí para saber qué dice sobre el área en que vive.

This slideshow requires JavaScript.