Traducción por: Anabelle Garay

Incendios forestales, tornados de fuego, protestas en todo el país, cierre de negocios, un presidente que pide a sus seguidores que griten “12 años más” y, por supuesto, una pandemia que ha matado a 178,000 personas (hasta ahora). Parece que no podemos tomar un respiro.

Ahora agregue una cosa más a las preocupaciones: la influenza.

Los médicos de la UCSF advirtieron el martes que la próxima temporada de influenza podría obstaculizar los esfuerzos para combatir el covid-19 si una población no vacunada no lo mitiga.

Si la temporada de influenza empeora “terminaremos con más personas en unidades de cuidados intensivos, [salas de urgencias] y en estancias hospitalarias que utilizarán los recursos de atención médica que necesitamos para los pacientes con covid”, explicó el Dr. George Rutherford, epidemiólogo de UCSF.

Además, Rutherford dijo que existe la “posibilidad” de que California y el Área de la Bahía experimenten una “tercera ola” de infección por covid-19 en el otoño que podría chocar con la temporada de influenza.

El Dr. Michael Matthay, que se especializa en insuficiencia respiratoria, dijo que es “probable” que haya posibilidad de ser infectado tanto por la influenza como por el covid-19, y esto podría complicar el tratamiento del síndrome de dificultad respiratoria aguda, una consecuencia de ambos virus. También es preocupante la posibilidad de una infección correlativa, que podría llevar a una persona al hospital dos veces, dijo.

“Tener dos enfermedades seguidas que afectan los pulmones agravaría la insuficiencia respiratoria”, dijo Matthay.

Sin embargo, Rutherford señaló la posibilidad de una temporada de influenza silenciosa este año. Australia, cuya temporada de influenza tiene lugar entre junio y agosto en el hemisferio sur, tuvo la temporada menos severa en cinco años. Y eso podría deberse a que la población se ha estado distanciando físicamente y usando cubrebocas para mitigar el brote de covid-19, dijo Rutherford, aunque esa suposición no ha sido respaldada por ningún estudio científico.

En pocas palabras, los médicos de la UCSF recomiendan: vacunarse contra la influenza para que las cosas no empeoren.