El supervisor Shamann Walton dice que le gustaría que al menos $25 millones de dólares fueran redestinados del departamento de policía a causas para apoyar a la comunidad afroamericana

Traducción por: Neus Valencia

Por obvias razones, dudamos al emplear analogías sísmicas en cualquier parte de San Francisco, pero estos días realmente parece que la tierra nos está dando una buena sacudida.

“¡Que se elimine el presupuesto de la policía!” era el lema que se podía leer en los pañuelos de la gente que los usaban sobre su rostro mucho antes de la pandemia global. Ahora, después de la muerte de George Floyd, y con el presupuesto más austero que se haya visto desde la Administración Hoover, nuestra moderada alcaldesa quiere hacer esto una realidad.

El miércoles, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, propuso recortar alrededor de $150 millones del presupuesto del departamento de policía de Los Ángeles (LAPD) y redestinar una parte para apoyar a las causas de la comunidad afroamericana. Un día después, la alcaldesa London Breed contactó al supervisor del Distrito 10, Shamann Walton, para hacer algo similar en San Francisco.

Hasta ahora, no se han discutido las cantidades totales en dólares ni se han dado a conocer detalles acerca de quién recibirá el dinero o cómo se manejará este proceso. No obstante, según Walton “probablemente me querrán ver muerto por mencionar una cifra”, pero me gustaría ver “al menos $25 millones si realmente queremos cambiar algunos de los problemas sistémicos que afligen a la comunidad afroamericana aquí en San Francisco”.

Cabe destacar que el total del presupuesto neto del Departamento de Policía de San Francisco en el presente año fiscal supera los $674 millones – y ha aumentado durante el gobierno de Breed, en alrededor de $60 millones (el presupuesto de la LAPD es de alrededor de $1.8 millones de dólares).

Ahora bien, nada de esto se ha materializado por ahora, pero la idea de recortar los presupuestos de la policía, especialmente durante un período de agitación social, no es algo que se hubiera esperado que dijeran los gobernantes anteriores de las grandes ciudades, y mucho menos que lo hicieran.

La semana pasada, una joven manifestante dijo a Mission Local que un policía, bastante hablador, en Pier 50, le presumió que le pagaban $192 la hora por arrestarla. Por fin entendemos que la respuesta a la pregunta de por qué sí hay dinero para esto, cuando que hay tantos problemas desgarradores en San Francisco que no son atendidos, es: no lo hay.

De nuevo, esto resulta ser una cuestión sísmica; sin embargo, los terremotos ocurren cuando el suelo se mueve en diferentes direcciones – y, en efecto, San Francisco se está moviendo en diferentes direcciones, al mismo tiempo.

O al menos lo intenta.

[Tweet: SherylUnderwoodRadio @UnderwoodRadio

Retweet de @blackmarriagemovement Necesitamos ver más de esto en las noticias. 🙏🏾 AYER EN SAN FRANCISCO (son @therealtank y @iamjamiefoxx cantando)#justiceforgeorgefloyd – #minnesota #SUR]

El 1 de junio, Walton, Breed, el actor Jamie Foxx y miles de manifestantes se arrodillaron frente al Ayuntamiento de San Francisco para protestar por el homicidio de Floyd a manos de la policía de Minneapolis y, en términos más amplios, por la lamentable herencia nacional reflejada en los oficiales de policía que acosan, golpean y matan a personas de color con cierto grado de impunidad.

Los gobernantes electos y la multitud exigieron que las cosas cambien en esta ciudad, estado y nación.

Mientras que, en ese mismo momento, un comité de la Junta de Supervisores descartaba a dos nominados por los alcaldesa para la Comisión de Policía a quienes sería extremadamente difícil considerar agentes de cambio.

El comité sugirió a la junta en pleno, celebrada el 9 de junio, que se rechazaran a los nominados para la Comisión de Policía por Breed: Nancy Tung y Geoffrey Gordon-Creed.

Darles un puesto a Nancy Tung y Geoffrey Gordon-Creed en la Comisión de Policía podría haber tenido sentido en un contexto anterior, cuando lo primero que los ciudadanos de San Francisco pensaban cuando escuchaban la palabra “policía” era “¿Por qué no hay alguien que pueda evitar que me rompan las ventanas de mi coche?”

Hemos dejado de vivir en ese contexto, y estos candidatos dan la impresión de que no darán el ancho para la complicada tarea que se requiere. Por esta razón, los hicieron sufrir a lo largo de una reunión de siete horas, no sólo nuestros funcionarios electos sino decenas de comentaristas del público, que se envalentonaron mostrando una saña innecesaria y siendo groseros debido a la naturaleza virtual del evento.

Tung siempre se enfrentó a un duro camino para lograr llegar al voto de confirmación. Se postuló para ser Fiscal, vista como la candidata de “la ley y el orden” recibió una donación de la reaccionaria Asociación de Oficiales de Policía (POA, por sus siglas en inglés) y fue la única aspirante a Fiscal que siempre dijo que recibiría con agrado el respaldo de la POA. Tung apoyó la Proposición H, que la POA puso en la boleta con la esperanza de eludir a la Comisión de Policía y redactar su propia política con respecto a las pistolas o armas eléctricas; asimismo, se opuso a las acciones emprendidas para cerrar la correccional para menores (y estos son solo los temas sustantivos, muy aparte de cualquier maquinación política para promover a un residente del Distrito 6 que hizo una fuerte campaña contra el fiscal Chesa Boudin).

Fue entonces cuando los policías de Minneapolis mataron a George Floyd.

Durante la audiencia del 1ro de junio, Tung dijo que los oficiales que dispararon a Mario Woods en 2015 no deberían haber sido procesados. Esto puede considerarse razonable: el Fiscal George Gascón pensó lo mismo; las leyes en aquel momento permitían todos los tiroteos policiales, salvo los que fueran más atroces o por incompetencia. No obstante, Tung también dijo que, a su parecer, estos oficiales no deberían haber sido despedidos.

Y eso sí es relevante, porque la opinión de la Policía de San Francisco con respecto a los robos de automóviles o los delitos patrimoniales o el tráfico de drogas o los problemas de la calidad de vida no es asunto de la Comisión de Policía. Más bien, la comisión establece las políticas y es el único organismo que puede despedir policías. Punto y aparte.

Las políticas de la policía y los asuntos laborales pueden ser gratuitamente reservados y Julian Mark de Mission Local suele ser el único periodista que aguanta las largas y agotadoras reuniones.

Pero la Comisión de Policía es uno de los órganos más importantes de la ciudad. Definir políticas sólidas y responsabilizar a los oficiales que no las cumplan es exactamente lo que no ocurrió en Minneapolis, ni en ninguna otra ciudad norteamericana.

Establecer políticas justas y responsabilizar a los policías que no las cumplan suena bastante relevante en este momento coyuntural, ¿o no?

Si el propósito de la Comisión de Policía de San Francisco no es que se logren reformas: entonces, ¿cuál es su propósito?

Photo by Kerim Harmanci

Aunque el 1 de junio Gordon-Creed no parecía estar familiarizado con los principales avances en las leyes para supervisar el uso de la fuerza policial y tampoco estaba bien informado acerca de los detalles de los recientes encuentros mortales de la policía en esta ciudad, él parece tener un camino adelante.

Geoffrey Gordon-Creed

Según nuestra fuentes, a puerta cerrada, el exfiscal adjunto de la ciudad ha dicho a los supervisores que no tiene una buena opinión de la POA.

Así es, desde otra óptica, rechazar a una mujer chinoamericana para promover al hombre blanco parecería no ser lo óptimo. No obstante, los tres miembros chinoamericanos de la Junta no parecen sentir la presión de andarse con tanteos en torno a este tema. En efecto, a esta Junta de Supervisores, en general, no parece importarle mucho la política en temas de identidad.

Los miembros de la Junta consideran que Gordon-Creed “el mejor candidato a alcalde que vamos a tener”.

Sin embargo, queda por verse cuán cierto es esto, debido a que estamos viviendo tiempos interesantes, y esta es, de nuevo, una extraña dicotomía.

La alcaldesa de San Francisco ha nombrado un par de abogados altamente calificados, competentes y muy honorables, pero convencionales, para formar parte del órgano de gobierno encargado de definir las normas para la policía y lograr que los oficiales las cumplan.

Y, al mismo tiempo, la alcaldesa ha puesto en marcha la posibilidad poco convencional, incluso radical, de retirar el financiamiento al departamento de policía, y redestinar cantidades significativas de dinero para invertir en resolver las causas fundamentales de la delincuencia: las desigualdades en cuanto a la educación, al empleo, a la vivienda, a la atención médica, entre otras cosas.

Metafóricamente, el terremoto ha sacudido a San Francisco y, como siempre, el temblor afectó más a la comunidad afroamericana. Cuando la reconstruyamos, ¿construiremos una mejor ciudad, más fuerte y justa?

Sólo el tiempo lo dirá.  

Actualización, 11 a.m., 8 de junio:

[Joe Eskenazi @EskSF

La alcaldesa Breed y el supervisor Walton están intentando reasignar los fondos de la SFPD y destinarlos para apoyar las necesidades de la comunidad afroamericana.

Si estabas esperando la respuesta de la POA, aquí está: https://missionlocal.org/2020/06/george…]

Deputy Alameda County DA Nancy Tung. Photo by Abraham Rodriguez.

Actualización, 12:20 p.m., 8 de junio: Nancy Tung dijo que la naturaleza de la pregunta como si se pudiera responder con un simple sí o no sobre los oficiales que mataron a Mario Woods no daba cabida para hacer un análisis más profundo. Tung señaló que, de hecho, se determinó que estos oficiales estaban actuando conforme a la ley, por lo que despedirlos habría resultado problemático.

Según Tung, lo que se necesita son nuevas políticas, pero eso no puede aplicarse a posteriori.

“¿Qué si creo que los oficiales deberían dispararles a las personas cuando ellos quieran? No. ¿Que si creo que los policías racistas deberían formar parte de la fuerza policial? No. ¿Qué si creo que el departamento de policía debería tener políticas para degradar de cargo? Sí. ¿Qué si creo que debería haber más presencia de policía comunitaria, policía a pie y más antigüedad dentro de estaciones específicas? Sí.”

Sin embargo, señaló: “¿Me parece que a los policías se les deben aplicar las mismas normas jurídicas que a cualquier otra persona que esté siendo investigada en el sistema de justicia penal? Sí. Es una cuestión de justicia en el sistema”.

Tung dijo que tenía la intención de “hacer esto realidad” y no abandonará el proceso de nombramiento antes del voto de confirmación del martes.

Actualización, 9 de junio:

La Junta de Supervisores rechazó a Tung, nominada por la alcaldesa para la Comisión de Policía, en voto de 10-1. Gordon-Creed retiró su candidatura el martes cuando se volvió evidente que no tenía los 6 votos necesarios.

Producir todos los contenido nos toma tiempo; si aún no lo ha hecho ya, le pedimos que apoye nuestro esfuerzo.