Traducción de Neus Valencia

Como si fuera un mantra, la alcaldesa London Breed repitió a la comunidad de San Francisco que la alcaldía no hace “limpiezas”, es decir, grupos organizados encargados de desplazar a la fuerza a personas en situación de calle junto con sus tiendas de campaña, aunque no tengan a donde ir.

No obstante, los mensajes de texto intercambiados entre Breed, el jefe de la policía Bill Scott y otros funcionarios – publicados después de que se hizo una petición anónima de registros públicos – evidencian que la alcaldesa solicita con frecuencia a su personal, incluyendo al jefe de la policía, que “despejen”, “limpien” y “ordenen” áreas específicas de la ciudad – áreas por las que, algunas veces, ella pasaba.

“Hombre durmiendo en una banca en la calle Hayes cerca de Gough. ¿Podría alguien venir lo antes posible?, me encuentro almorzando en esta zona”, se puede leer en uno de los mensajes que Breed envía al Jefe Scott y Sean Elsbernd, su jefe de personal, y a otros el 22 de agosto de 2019.

“Recibido. Estamos enviando un equipo ahora”, respondió Scott.

“La policía está ahí, pero es necesario que despejemos y limpiemos. Cuadra 800 de la calle Market en frente del Walgreens” escribió Breed a Scott, Elsbernd y a otros al día siguiente.

“Cuadra 800 de la calle Market en frente del Walgreens despejada”, respondió Scott horas después.

“Gracias. Mantengamos esa cuadra segura y limpia. Es nuestra misión diaria”, respondió Breed.

Mediante el portal de registros públicos del Departamento de Policía de San Francisco, una persona anónima solicitó el 16 de febrero los mensajes de texto entre Breed y Scott. Esto fue publicado en un sitio web el 25 de mayo y se difundió en las redes sociales.

Las llamadas “limpiezas” de personas en situación de calle junto con sus campamentos han sido un foco de tensión entre la alcaldía y los defensores de las personas sin hogar, quienes han criticado a esta alcaldesa (y a sus predecesores) por desplazarlos de un lugar a otro sin contar con suficiente espacio en los albergues para alojarlos.

Kelley Cutler, activista de derechos humanos de la Coalición para las Personas Sin Hogar, dijo que no le sorprendían estos mensajes de texto. “Básicamente explica lo que ya estamos viendo de todos modos”, refiriéndose a lo que describió como la respuesta del gobierno de la ciudad en función de las quejas y fuerza policial ante una “comunidad sin hogar visible”.

 “La comunidad sin hogar visible no es el problema. El problema es la falta de recursos. Esto fue otro ejemplo del problema real” dijo Kelley.

Aunque Breed ha negado sistemáticamente que el gobierno no realiza limpiezas de los campamentos de las personas en situación de calle, en los mensajes, varios con fecha en julio y agosto de 2019, se muestra que Breed está dando la orden directamente. Además, en los mensajes se revela que Breed sigue un patrón, pues no se limita a ordenar el desalojo de grandes campamentos, sino que moviliza a la policía para que despeje las personas que ella ve, como se aprecia en el mensaje del 22 de agosto de 2019, y éste:

“Hombre en situación de calle acostado en una manta gris cerca de la parada de autobús en McAllister y Hyde”, escribió Breed a Scott, Elsbernd y a otros el 30 de julio de 2019.

Al día siguiente escribió: “Hay un tipo tirado en la calle Market cerca del teatro y del mercado campesino”.

“No hacemos limpiezas”, dijo Breed al New Yorker en un artículo que se publicó ayer, el mismo día que se dieron a conocer sus mensajes de texto. “No creo que la fuerza policial sea el enfoque adecuado”, dijo Jeff Kositsky, gerente del Centro de Operaciones Calles Saludables (HSOC, por sus siglas en inglés) en el mismo artículo. “Y estoy seguro de que el jefe de la policía concuerda”.

En efecto, en ese mismo artículo Scott le dijo al New Yorker: “No es un delito no tener hogar”.

Andy Lynch, vocero de la alcaldesa, dijo que Breed está constantemente en contacto con los jefes de departamento “responsables de cuidar nuestras calles” en el centro de operaciones. “Cuando ella sale a las calles, se asegura de hacer notar qué áreas necesitan atención para que el HSOC esté al tanto del problema y pueda responder”, dijo Lynch.

“El HSOC no “limpia” las calles de personas, añadió Lynch. “Ellos dirigen considerando la disponibilidad de albergues y servicios, y únicamente pueden pedirle a alguien que se mueva para realizar una limpieza temporal de las calles o si hay alguna cama disponible en albergues, y la persona puede negarse a tomarla o a aceptar los servicios”.

Dijo que la alcaldesa ha dado prioridad a que haya más camas disponibles en albergues para las personas sin hogar.

Kositsky, cuya oficina coordina las respuestas entre el Departamento de Personas Sin Hogar y Viviendas de Apoyo, Obras Públicas de San Francisco y el departamento de policía, dijo a Mission Local que los mensajes de Breed pueden ser fácilmente malinterpretados como insensibles, cuando en realidad no lo son.

“Ella realiza todo este trabajo con un profundo sentido de compasión”, dijo, señalando que el estilo tan directo que tiene la alcaldesa suele ser interpretado como severo.

“Nunca me ha pedido hacer algo que no tuviera que ver con el bienestar de una persona”, dijo Kositsky.

Dijo que a menudo recibía mensajes de Breed, cuando era director del Departamento de Personas Sin Hogar y Viviendas de Apoyo, y que fue incluido en muchos de los mensajes enviados a Scott que fueron solicitados de registros públicos. “No trabajaría para alguien que me pidiera hacer algo que no fuera ético”, continuó. “Nunca me pidieron que hiciera algo con lo que me sintiera incómodo”.

Kositsky recuerda el incidente del 22 de agosto de 2019, cuando Breed pidió a los jefes de departamento que atendieran el asunto de la persona que dormía en una banca en la calle de Hayes cerca de donde ella estaba almorzando. Kositsky y el equipo de apoyo a personas sin hogar, no solo la policía, se acercaron al hombre e intentaron ayudarlo, “era un anciano que no quería ayuda”, dijo Kositsky. “Fue bastante agresivo con el miembro del equipo HOT. Hicimos lo mejor que pudimos”.

“Intentamos realmente atender estas llamadas”, añadió, señalando que el gobierno siempre intenta ofrecer lugares en albergues a las personas sin hogar y que “la mayoría de las veces lo ha logrado”, salvo en los casos que los defensores le han informado que no se ofreció albergue.

Aparte de que la orden directa de la alcaldesa de despejar a las personas en situación de calle, en algunos mensajes de texto se señala que Breed suele acudir a un gimnasio en la sede de la policía de San Francisco en Third Street. El 24 de marzo de este año, Scott informó a Breed que un miembro del personal de SFPD dio positivo para COVID-19.

“Caray, ¿y usa mi gimnasio?” fue lo único que respondió Breed.

La alcaldía no respondió directamente a las preguntas de Mission Local con respecto a este comentario. “Desde que comenzó esta pandemia, la alcaldesa se ha enfocado en garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores esenciales” de la ciudad, dijo Lynch. “Recibió actualizaciones diarias de los jefes de departamento acerca de las medidas que se estaban tomando para garantizar que contaran con el equipo de protección adecuado y que estuvieran aplicando medidas de seguridad precautorias”.

Los mensajes también evidencian la relación poco cordial que hay entre Breed y Scott, ya que las indicaciones de Breed suelen ser exigentes o despectivas.

“Las calles 6ª y market y la 7ª y market dan pena”, escribió a Scott y Elsbernd el 4 de marzo de este año a las 6:05 a.m.

El jefe de policía respondió que estaba haciendo “ajustes” a su operación de cobertura – y que la cobertura es más difícil durante las horas pico de trabajo, pero “más leve” cuando en la noche.

“Estoy cansada de escuchar excusas y de tener que repetir las cosas”, respondió la alcaldesa. “Arréglalo. Son las mismas esquinas”.

A continuación, se muestran múltiples imágenes de los mensajes de texto.

Si sueles leer nuestros reportajes, por favor apóyanos. Dependemos de la comunidad.