People line up at the 24th St. Mission BART Station to take the Binax rapid Covid-19 test on Sunday, Jan. 10, 2021, the first day of the Unidos en Salud's latest testing campaign. Photo by Annika Hom.

Traducción de Andrea Valencia

De los más de 4,000 residentes encuestados este mes mientras esperaban en las filas para hacerse la prueba rápida de covid-19 en la plaza de BART de la calle 24, un 86 por ciento dijo estar listo para recibir la vacuna, según muestran los resultados preliminares de la campaña de pruebas e investigación que la UCSF y el Grupo de Trabajo Latino comenzaron y la cual continuará hasta el viernes. 

El 86 por ciento indica un “cambio en la narrativa entorno a la vacuna”, dijo la Dra. Carina Márquez, investigadora en UCSF quien entregó los resultados de la encuesta en una teleconferencia con el Grupo de Trabajo Latino. 

Una encuesta realizada a nivel nacional en diciembre muestra que solo un 71 por ciento de encuestados están dispuestos a vacunarse. 

Aún más importante, la encuesta representa la opinión de la comunidad en San Francisco que se ha visto afectada en gran medida de covid-19: los trabajadores latinx de primera línea, muchos de los cuales no cuentan con seguro médico o proveedor de cuidados básicos. 

Los resultados también parecen indicar que la mayor parte del trabajo de recabación de pruebas que la UCSF y el Grupo de Trabajo Latino están haciendo para concientizar sobre covid-19 y pruebas de detección, en parte ha ayudado a cosechar una actitud positiva entorno a la vacuna y los sitios comunitarios. 

La alianza de UCSF y el Grupo de Trabajo Latino es Unidos en Salud, la cual tiene como objetivo sitios de bajas barreras para facilitar la distribución de la vacuna a personas sin seguro médico. De los que están motivados a vacunarse, solo el 58 por ciento de ellos tienen seguro médico, informó Márquez. 

Jon Jacobo, director del comité de salud del Grupo de Trabajo Latino, dijo en una entrevista que vacunar a trabajadores de primera línea es de lo más importante al contemplar que la ciudad vuelva a abrir. “Ellos son los que más están en riesgo”, dijo. 

Entre los encuestados, el Grupo de Trabajo Latino obtuvo una calificación alta en relación a la confianza en comparación con las agencias locales y estatales. 

El departamento de salud pública parece estar listo para una estrategia comunitaria. En una presentación posterior, la Dra. Naveena Bobba, subdirectora de salud en DPH, dijo que la ciudad ayudará a los que no tengan seguro o estén en riesgo a que obtengan la vacuna a través del sistema de clínicas, y sitios temporales móviles. 

Sin embargo, aún no está claro cuándo DPH tendrá suficientes dosis de vacunas para distribuirlas en la comunidad. 

Los resultados de enero diez al veinte, reflejan las respuestas de 4,436 personas formadas en la plaza de BART de la calle 24 y Misión que esperaron para hacerse la prueba rápida Binax de detección de covid-19 con resultados disponibles en pocas horas. La campaña de investigación y pruebas continuará hasta el 29 de enero. 

De los encuestados hasta ahora, el 91 por ciento era menor de 65 años de edad, 73 por ciento eran latinx, 10 por ciento blancos, 8 por ciento asiáticos y alrededor del 46 por ciento eran trabajadores de primera línea, 47 inmigrantes de primera generación.

La encuesta muestra que aquellos que tiene inseguridad de recibir la vacuna, los cuales están registrados como los que no se vacunarían (el 6 por ciento), los que seguramente no se vacunarán (8 por ciento) suelen ser mujeres negras de menos de 65 años de edad que no son trabajadores de primera línea, informó Márquez. 

De los que tienen inseguridad de recibir la vacuna, al 46 por ciento le preocupan los efectos secundarios, un 28 por ciento indica que no confían que sea segura, un 23 por ciento dijo que las vacunas eran prematuras y un 21 por ciento informó no confiar en el sistema de salud. 

Además de la encuesta sobre vacunación, la UCSF y el Grupo de Trabajo Latino han estado ofreciendo la prueba rápida Binax cinco días a la semana desde el 10 de enero. Para el domingo por la noche, habían ya evaluado a 6,906 personas. La tasa de positividad (10.08 de todos los evaluados y 11.69 de los evaluados latinx) han sido mucho más altas que la tasa de la ciudad, la cual es del 4.39 por ciento.

Los resultados de las pruebas están disponibles en 15 minutos para que los equipos de bienestar comunitario puedan ponerse en contacto con la persona que dio positivo de covid-19 el mismo día, a menudo dentro de un par de horas, para ayudarles a responder preguntas relacionadas a la cuarentena así como con apoyo alimentario y financiero. 

Cuando se le preguntó si se utilizará la prueba rápida Binax en algún otro lugar, Jacobo del Grupo de Trabajo Latino, declaró que “podemos usarlas en todas las áreas en el sureste donde ha habido altos niveles de infección… Así que sería muy efectiva junto con los recursos necesitados para cuidar de aquellos que más lo necesitan”.

Jacobo agregó que “realizar pruebas de detección de covid-19 en nuestra comunidad sin tener los recursos necesarios no tiene sentido. Si uno no puede brindar apoyo a los que más lo necesitan entonces el esfuerzo es irrelevante”.

Lydia Chávez

I’ve been a Mission resident since 1998 and a professor emeritus at Berkeley’s J-school since 2019 when I retired. I got my start in newspapers at the Albuquerque Tribune in the city where I was born...

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *