Pop-Up de Bagels Encuentra Cálida Bienvenida en la Misión

Lo que comenzó con las quejas constantes de un hombre sobre la dificultad de encontrar un buen bagel en San Francisco se convirtió en una serie dominguera de pop-ups en la Misión  —bagels sin tostar, pequeños y crujientes que hacía una empresa llamada Schmendricks.

Schmendricks, tonto o papanatas en yiddish, es la creación de dos parejas de la Misión. Hasta ahora parece ser todo menos tonto. En sus primeros dos pop-ups enfrente de Faye’s Video, en la calle 18, vendieron todos los bagels más rápido de lo que toma esperar en la fila de Tartine Bakery el domingo por la mañana para compar uno.

El cofundador David Kover creció comiendo bagels en Brooklyn y sintió que había un hueco en el mercado del Área de la Bahía. Kover anhelaba los bagels de su infancia. “Recuerdo que me daban una bolsa de la tienda de bagels y la destrozaba”, dijo.

Kover se quejó tanto que su amigo de la universidad Dan Scholnick propuso que vieran cómo hacer sus propios bagels.

Los dos amigos y sus esposas comenzaron a probar recetas. Comenzaron con una de un blog, leyeron mucho por Internet, y para más parámetros Kover se puso en contacto con su amigo de la secundaria que trabajaba en su tienda de bagels favorita. Continuaron perfeccionando sus recetas haciendo “algunos muy malos bagels en el proceso”, dijo Kover.

Develaron sus bagels en almuerzos con amigos. Aprendieron a darle tiempo a la levadura para que funcionara, hacer que el agua hirviera como debía de ser y para asegurarse que el baño maría tenía la mezcla apropiada de malta y álcali. La masa necesita estar firme, con una consistencia densa.

Una vez que comenzaron a gustarles los bagels, bromearon que podrían hacer un negocio y jugaron con el nombre de Schmendricks. No obstante, el otoño pasado la esposa de Scholnick, Deepa Subramanian, dejó de bromear. Subramanian decidió que el negocio de bagels podría funcionar y renunció a su trabajo como abogada corporativa para dedicarse a tiempo completo a hacer bagels.

El grupo rentó parte de una cocina comercial en la frontera del Distrito de la Misión con Potrero Hill. 

Subramanian, quien creció en India y probó su primer bagel cuando fue a la universidad en Estados Unidos, ahora pasa sus días en la cocina haciendo bagels.

Son más pequeños que los bagels que normalmente hay en el Área de la Bahía. Esto es importante para Kover, quien precisó que los bagels que idolatra no son los grandes y esponjosos que hay sino los pequeños, densos y sabrosos.

“Debe tener un exterior crujiente, una densidad en el interior que le da un poco de chiclosidad”, dijo Kover. “Otros bagels son básicamente pan blanco en forma de círculo; no es de esa consistencia de bagel. Debe tener un sabor a malta y a sal”.

Como los bagels ya son muy populares, no fue fácil incursionar en un nuevo negocio. Kover se arrepiente de todavía no poder ofrecerle a la gente una bolsa de una docena de bagels pero el negocio acaba de comenzar. Además de tener un puñado de pop-ups, los socios dieron un taller la semana pasada en 18 Reasons. Además, están experimentando con un modelo de suscriptores, en el que la gente podrá ordenar una docena de bagels para eventos laborales o para otras ocasiones.

Los otros tres propietarios no han renunciado a sus trabajos de planta. Algunas veces, Kover se va corriendo de su trabajo de psicólogo en el Distrito Escolar Unificado de San Francisco para comenzar a amasar. La esposa de Kover, Dagny Dingman, es profesora de inglés en Berkeley cuando no está haciendo bagels. Scholnick es un inversionista privado en Trinity Partners.

Scholnick prevé que en algunos años habrá “la pequeña tienda de bagels con las ventanas empañadas”. Tienen planeado quedarse en la Misión, en donde viven y en donde su negocio ya es bienvenido.

“No queremos ser propietarios de un café”, dijo Kover. “No queremos un lugar en el que la gente se siente y tome su café y un bagel. Los vemos como una ventanilla de donde podremos vender una docena de bagels. No es un lugar en donde quedarse y pasar el tiempo; uno sólo quiere su bagel y devorarlo”.

 




Subscribe to Mission Local's daily newsletter


Filed under: En Español

You may also like:

Comments are closed.

Full name required to post. For full details, read our Policy