La inmobiliaria de San Francisco Prado Group Inc., está en busca de una aprobación municipal para un proyecto que ampliará de manera drástica las banquetas en la intersección de las calles Market y Dolores.

El proyecto cumplirá con el requisito que le exige a Prado pagar hasta $450,000 dólares en cargos de impacto por un complejo de departamentos de 82 unidades cerca del lugar en el que la inmobiliaria está construyendo —en el 2001 Market—, encima de una estructura existente que se convertirá en un Whole Foods.

Después de que la ciudad aprobó la construcción para el proyecto en el 2001 Market, Prado solicitó ampliar las banquetas en la intersección, una propuesta que apoyan los urbanistas municipales. Los grupos del barrio están divididos en cuanto al plan.

La pregunta, dijo Kearstin Dischinger, directora del Plan para el Área de Octavia y Market para el Departamento de Urbanismo, es cómo hacer que el área sea un barrio accesible a pie.

La respuesta de la ciudad fue que haya banquetas más grandes.

El Departamento de Urbanismo hizo el diseño para las ampliaciones de banqueta con apotaciones del Supervisor Scott Wiener y una asociación del barrio, el Comité Consejero de la Comunidad en Octavia y Market, el cual votó más tarde por el diseño. El diseño más reciente ampliará las banquetas de la calle Dolores, esquina con Market, por 14 pies, con ampliaciones más pequeñas en la calle 14. 

Las ampliaciones bloquearían un carril en cada lado de Dolores esquina con Market, lo cual obligaría a dar vueltas más amplias y alentaría el tránsito ya que aumentaría la visibilidad de peatones, según urbanistas.

El proyecto de las banquetas a penas y sobrevivió el voto de ocho miembros del Comité Consejero de la Comunidad en diciembre de 2011. Dos miembros votaron en contra, dos se abstuvieron y debido a que otro miembro estaba ausente, el Comité aprobó el proyecto con tres de ocho miembros que votaron a favor.

Asimismo, el Comité votó a favor de la “petición del patrocinador para destinar un crédito de hasta $450,000” en la ampliación de banquetas, más allá del cálculo preliminar de $250,000 de Prado.

La Comisión de Urbanismo seguramente votará sobre la ampliación de banquetas en algunos meses, dijo Don Bragg, vicepresidente superior de Prado y director de desarrollo.

“Market y Dolores será una intersección mucho más significativa de lo que es en este momento”, dijo Wiener, a quien le gustaría ver plazas al aire libre a lo largo de los camellones.

No todo mundo está de acuerdo.

Marius Starkey, exmiembro de la junta del grupo consejero de la comunidad que votó en contra de la propuesta, se resiste a ver el cambio en la calle Dolores porque es parte de El Camino Real, una conocida carretera estatal que corre de San Diego a Sonoma.

Karen Knowles-Pearce de la Asociación del Barrio Dolores Misión, un grupo que representa aproximadamente 300 residentes y quien se opone al proyecto, dijo que los camellones no son necesarios.

Las ampliaciones se planearon para acortar los pasos peatonales, pero “la gente ya puede descansar en los camellones si se cansan”, dijo Knowles-Pearce.

Knowles-Pearce se preocupa que los autos ocupen lugar afuera del Whole Foods, en donde la calle Dolores se reduciría a un carril. No obstante, Dennis Richards, miembro de la junta del comité consejero, dijo que debido a los controles de tránsito actual en la intersección, sólo un carril de autos podrá dar vuelta a la calle Dolores. “La única diferencia sería el concreto”, dijo.

“Todo lo que ha demostrado el proceso de investigación y tránsito en maquetas [que tiene el Departamento de Urbanismo] es que esto no debe aumentar el tráfico”, dijo Dischinger.

Si la Comisión de Urbanismo lo aprueba, las ampliaciones de banquetas constituirían el primer acuerdo en especie de este tipo en los alrededores del área que propone el plan, dijo Adam Varat, urbanista municipal. Las inmobiliarias han podido solicitar acuerdos en especie desde que el Plan para el Área Octavia y Market entró en vigor el 30 de mayo de 2008, precisó.

Bajo el acuerdo, el cargo por impacto a la infraestructura de la comunidad de Prado para el proyecto de 2001 Market iría al fondo para la comunidad por cargos de impacto y después se redirigiría al proyecto de ampliación de banquetas.

El cargo por infraestructura de la comunidad para el desarrollo del 2001 Market se calculó a escuetamente $10 dólares por pie cuadrado; se añadió a otros cargos por proyectos y el total de la inmobiliaria será de un total de aproximadamente $1.4 millones de dólares. De esa cantidad, hasta $450,000 se destinarán al proyecto de ampliación de banquetas, si es que se aprueba.

Según Bragg, la única pregunta es si Prado o alguien más hará el trabajo de las banquetas porque el financiamiento ya existe.

Bajo un acuerdo en especie, la ciudad podrá evitar poner el proyecto de las banquetas en una subasta abierta y sencillamente usar a Prado, la cual ya estará en el sitio para el proyecto 2001 Market.  Sin alboroto y sin desorden, argumentaron los funcionarios municipales.

“Sería más caro hacer el mismo proyecto si DPW lo hiciera”, dijo Wiener.

No obstante, sin otras inmobiliarias que apuesten en su contra, ¿qué mantendrá en línea los cálculos de costo de Prado?

“Al final del día, costará lo que cuesta”, dijo Kate McGee, urbanista de San Francisco que trabaja con Prado en el acuerdo. “Pero para que [Prado] obtenga el crédito, tendrán que darnos los recibos por el trabajo”.

Según McGee, DPW revisará los planes de diseño de Prado para verificar que la compañía no use el dinero para “recubrimientos de oro en la tubería”.

Para Wiener, el acuerdo en especia es una bendición.

“Siempre hemos tenido estas visiones, pero nunca el dinero”, dijo. “Hoy día que los mercados financieros están regresando, tenemos una oportunidad única para levantar dichos desarrollos y en realidad hacer algunas de estas mejoras al espacio público”.

A Wiener le gustaría ver las ampliaciones de banqueta en otras ubicaciones también. “Yo y otras personas estamos muy interesados en las ampliaciones en las calles 18 y Dolores. La intersección necesita ser más amistosa a peatones”.