Cocinero de Hog & Rocks Herido de Gravedad a Causa de Bala

Go social – share this article with your friendsFacebookGoogle+PinterestRedditLinkedInEmail

Un cocinero de 22 años de edad de Hog & Rocks recibió un disparo y fue gravemente herido a las 12:30 de la madrugada del martes mientras fumaba un cigarrillo en la calle de San Carlos, justo a la vuelta de la esquina del restaurante, según testigos.

La policía declaró que parece ser un caso de confusión de identidad y siguen en la búsqueda de dos sospechosos hombres de aproximadamente 25 años de edad.

“Los dos sospechosos creyeron que la víctima pertenecía a una pandilla y ese no fue el caso”, declaró el agente Carlos Manfredi.

Manfredi precisó que los dos sospechosos fueron vistos al huir en dirección oeste sobre la calle 19. Los testigos le dijeron a las autoridades que ambos vestían ropa oscura y sudaderas.

David Esler, propietario de Hog & Rocks, dijo que la cocina estaba por cerrar y que quedaban algunos empleados que estaban limpiando cuando sucedió la balacera. La víctima, cuyo nombre no se ha dado a conocer, estaba enfrente de la cochera de a lado del restaurante cuando los dos sospechosos se le acercaron. De acuerdo con Esler, él había estado trabajando en el restaurante desde hace aproximadamente seis meses.

Un testigo que vive en el edificio arriba de Hogs & Rocks informó haber escuchado a dos jóvenes preguntarle al cocinero, quien es padre de dos niños, si pertenecía a una pandilla. “No, no”, respondió el cocinero.

Fue entonces cuando escuchó los dos disparos. “Fueron disparos muy ruidosos; alguien gritó que llamaran a la policía”, dijo todavía afectada por la experiencia y concluyó que “salí y vi que tenía un disparo en la cabeza”.

La testigo dijo que había mucha sangre y que parecía que él estaba acostado en el piso. Le pareció como si no hubiera sobrevivido, pero el propietario de Hogs & Rocks precisó el día de hoy que su empleado está con vida aunque en condiciones graves de salud. De acuerdo con las autoridades, la víctima fue llevada al Hospital General de San Francisco.

“Estoy sorprendido, esta es un área linda. No había escuchado un disparo en 3 o 4 años”, dijo Michael Hammash, ayudante de camarero que trabaja en Hogs & Rocks y quien ha vivido en el edificio de arriba por 14 años, dijo.

Esler dijo que aunque hubo un tiroteo en las calles 19 y Misión hace poco, la delincuencia en el área ha bajado en comparación a cuando abrió por primera vez el restaurante a comienzos de julio de 2010.

“La policía tiene que estar más por aquí”, dijo Esler.

El último tiroteo relacionado con pandillas sucedió en febrero en las calles 17 y Misión.

Estamos investigando los detalles de lo que sucedió y lo mantendremos informado. 

Filed under: En Español

Comments are closed.